domingo, 28 de abril de 2013

Receta



A mis chicas. Ellas saben quiénes son, y conocen los porqués.


Primero de todo, y aunque no os resultará muy difícil buscarlo en San Google, querría preguntaros si conocéis la expresión “ser una milf”. Yo la he leído hoy por primera vez.
Y ahora os comento. El suplemento dominical del diario El País de este día, veintiocho de abril de dos mil trece, publica una entrevista realizada por Quino Petit a Maribel Verdú.
El artículo incluye cuatro fotografías que han provocado, en el mismo porcentaje, mi admiración y mi envidia. Está guapísima.
Al final de la charla, el periodista escribe lo siguiente.
“Llegados a este punto, teniendo en cuenta que son ya casi tres lustros los que […] lleva casada con su esposo, resultó imposible resistir la tentación de preguntarle por el secreto del matrimonio. […] Esta fue su respuesta:”
“Llevo 14 años de felicidad con mi chico y estoy más enamorada de él que nunca. Hay muchas cosas que lo hacen posible. La primera, el respeto. Además, nos admiramos profundamente. Por otra parte, yo me lo tengo que pasar muy bien con mi pareja y me tengo que reír mucho… Y luego no hay que olvidar algo importantísimo: el sexo. Pero, vamos, a saco. Fundamental”.
¿?

4 comentarios:

  1. Tomo como formula los ingredientes de Maribel, aunque ajusto un poco las cantidades:
    admiración, respeto, un poco de diversión, risas, muchos mas años de convivencia, y una edad bastante superior a la suya, pero ¿qué cantidad de sexo?, ¿o era calidad de sexo?.

    ResponderEliminar
  2. Al ver el título de tu entrada creí que me iba a encontrar con un dulce sabroso y estupendo tipo las, hoy hiperfamosas, "cup cakes"... pero por supuesto, lo tuyo son otro tipo de recetas:
    Me quedo con la repuesta de María y añado: La cantidad (del ingrediente que sea) hay que medirla,(aclaración obvia aún cuando sea tonta),... sin duda me quedo con la calidad que es "personal e intransferible".
    P.D.: No conocía el término. ¿?

    ResponderEliminar
  3. No me hacen falta cantidades, con recordar al menos una vez a la semana cada uno de los elementos que hacen falta para ser feliz y mimarlos uno a uno por separado creo que las cantidades las diseña cada uno, pero sabes que soy una romántica enamorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, por suerte para ti, muy joven.
      Un beso,

      Pilar

      Eliminar